lunes, 16 de junio de 2014

CARTA ABIERTA AL DIRECTOR DE TRÁNSITO DE BUCARAMANGA

Bucaramanga, 9 de junio de 2014

 




Señor
RAFAEL HORACIO NUÑEZ
Director
Dirección de Tránsito de Bucaramanga
Ciudad


Ref. Carta abierta al Director de Tránsito de Bucaramanga.


Reciba un cordial saludo y sepa que me alegró conocerlo personalmente antes de ingresar a la charla “Infraestructura segura para peatones y ciclistas”, dirigida por la directora de la Corporación Fondo de Prevención Vial, Carolina María Galeano Rodríguez.

Quiero, primero, transcribir acá algunos fragmentos sus dos intervenciones en la charla, aspectos sobre los cuales quiero llamar la atención. Cito verbatim.

PRIMERA INTERVENCIÓN:

-     “En primer lugar debo agradecer a la doctora Carolina Galeano que ha sido una persona muy especial como directora de Fondo y Prevenciones del departamento de Santander,  […] las personas que tienen que ver con la bicicleta, que queremos impulsar en Bucaramanga por indicación del Dr. Luis Francisco Bohórquez, lo de la ciclorruta y yo le agradezco a todas las personas que están aquí: a Ciclabucaramanga, a bicicletas, a los maestros del ciclismo que tenemos acá porque tenemos a los campeones que nos tienen tan orgullosos Europa […] y quiero que después de esto nos sentemos a trabajar en ese tema, en el día de no carro hay unas vías de ciclorrutas diseñadas que no estén desocupadas, la 27 de la 56 y no pase nadie, que usemos ese día del no carro, que lo trasladamos del 5 al 25 y empecemos a motivar este tipo de cosas. […] Gracias doctora Carolina porque ahora que ud. se nos va de Santander, la podamos tener para que nos de algunas ideas como asesora del despacho del alcalde en este tema, o de nosotros, el tránsito, pero estamos todos en ese trabajo con el señor alcalde, tanto el Metrolínea como el Área Metropolitana, como a la Dirección de Tránsito y el Inderbu, como responsables de sacar adelante algún principio de ciclorrutas, pero tenemos que empezar por algún lado, para que esto vaya cogiendo camino, favorecer el transporte público, todo ese tipo de cosas que estamos haciendo en Bucaramanga”.


SEGUNDA INTERVENCIÓN:

-          “Yo quiero hablar lo siguiente. Es que, yo sí le pido el favor a Andrea que salvemos un poquito la palabra en eso, porque es que criticar es muy fácil, déjeme arrancar a mí tantico, y yo les ayudo, y nos ayudamos porque esa es mi voluntad […] pero déjeme empezar, no me quiten el ánimo. […] Hablaba Andrea de lo de aquí y no me deja mentir la doctora Carolina porque con ella estuvimos trabajando con los señores del Cacique de cómo de hacer una obra ahí que no se puede hacer puente peatonal porque es difícil, no deja los espacios, pero sí un pompeyano. […] Entonces son cosas que como digo yo, yo sí invito a que me pongan el ánimo para poder seguir trabajando, no me lo van a bajar tampoco con las críticas, pero es que criticar es más fácil que hacer. […] Entonces yo, como autoridad, Rafael Horacio, en nombre mío, que vale políticamente también como un político serio del departamento de Santander, pongo aquí mi palabra para saber que aquí vamos a hacer y a trabajar con uds. […] Acabamos de aprobar un POT en la ciudad de Bucaramanga, totalmente diferente al que ha funcionado hace 14 años, son cosas que nos toca corregir. […] Y bueno temas habrá para hablar y discutir todo lo que quiera porque eso es tela de dónde cortar y lo que sí les pido el favor es que me dejen hacer”.

Sobre la primera intervención, quiero corregirle los nombres de los colectivos que ud. mencionó. Creo que estaba hablando de Ciclaramanga y Mujeres Bici-bles, el cual represento. Me gustaría enterarlo que, además, hay más iniciativas ciudadanas pro-bici: Bici40, La revolución de la bicicleta en Bucaramanga, Piedecuesta cultiva oxígeno, entre otros; también las iniciativas privadas de algunos almacenes de bicicletas, como por ejemplo la tienda Welcome Bucaramanga, quienes están implementando biciparqueaderos en la ciudad como una iniciativa de empresa privada; sumamos también varios colectivos de ciclomontañismo y ciclistas urbanos independientes, no agrupados. Todos con el deseo de tener voz en las decisiones que nos competen y de participar activamente en la promoción de la bicicleta como alternativa de transporte. Es hora de INCLUIR a los colectivos e interesados en las decisiones políticas sobre movilidad en bicicleta. Por ejemplo, ¿cuál es la agenda programada para el día sin carro? ¿Con quiénes están organizando estas actividades? ¿Cuáles colectivos son convocados? ¿Cuáles ciclistas urbanos? ¿Cuándo va a socializar la programación?

Sobre la segunda intervención, quiero detenerme en varias ideas:

Primero, le agradezco que se dirigiera especialmente a mí. Me halaga, lo confieso. Sé que lo hizo porque previo a su intervención formulé varios interrogantes: ¿Qué pasa con las 76 señalizaciones que prohíben el tránsito en bicicleta?; sobre la tan nombrada ciclorruta que va desde la Flora a Girón, prometida desde 2012 y estamos en junio y nada de nada, ¿cómo y cuándo la van a construir?; sobre la aprobación del POT en el cual, en el artículo 132, prohíbe la construcción de ciclorrutas en arterias primaria y secundaria, ¿cómo pretenden CONECTAR el área metropolitana con Bucaramanga por medio de un bicicarril si el POT NO lo permite?; sobre la idea que tenemos Mujeres bici-bles y La Ciudad Verde de pintar las cebras en mal estado y que la Dirección de Tránsito no cuenta con presupuesto para ello, pero que con gusto las pintan si les donamos la pintura, entonces, ¿qué podemos hacer como iniciativa ciudadana que sueña con una mejor ciudad?; sobre la urgencia para permitir espacios para peatones en la transversal del Cacique, donde está ubicada una señalización que prohíbe el tránsito de peatones, ¿cómo solucionar esto desde la iniciativa ciudadana si no hay apoyo de las entidades competentes y que además es urgente solucionar?

¿Sabe por qué mencioné todo esto? Ud. dice que criticar es muy fácil y más criticar sin hacer. Le cuento que llevo 12 años pedaleando la ciudad para llegar a los diferentes destinos: universidad, trabajo, casa. Además, participé en la fundación, proyección y posicionamiento de 2 colectivos: Ciclaramanga y Mujeres Bici-bles, los cuales, desde diferentes actividades, promocionan el ciclismo y son bien reconocidos en la ciudad. A esto súmele que enseño a otras mujeres a usar la bicicleta y a empoderarse de su movilidad subidas en una y nadie me paga por hacerlo. Además, mi tesis de maestría discurre sobre la bicicleta y el ciclismo urbano, en especial el caso de Bucaramanga y frecuentemente estoy publicando reflexiones sobre movilidad y bicicleta desde mi blog personal www.demononave.blogspot.com. Soy promotora de La Ciudad Verde en Bucaramanga, con quienes hemos organizado tertulias sobre temas de ciudad, género y movilidad. Y, finalmente, hago parte del comité de programación del IV Foro Mundial de la Bicicleta, que se llevará a cabo en Medellín, 2015. Como ve, sí hago. Y también “critico”, porque cada decisión sobre la bicicleta y el peatón también me afecta y sueño con una ciudad que incluye y reconoce todo tipo de movilidad.

Cuando ud. me pide el favor de no “desanimarlo”, quiero decirle que los desanimados en las vías somos los ciclistas urbanos, quienes nos encontramos diariamente con señales que prohíben nuestra circulación, señales que EXCLUYEN y, además, nos frustran el deseo de algún día pedalear sobre ciclorrutas que conectan el Área Metropolitana. ¿Se ha subido ud. a una bicicleta y ha pedaleado por las vías de Bucaramanga para llegar a su trabajo? Lo invito a que lo haga y así sienta el verdadero desánimo de una población en ascenso, porque lo bueno es que cada vez somos más ciclistas urbanos en las vías, no sólo ciclistas que asisten a ciclopaseos, sino ciclistas que usan la bicicleta como su principal medio de transporte.

En su intervención también dice ser un “político serio” y, como tal, su respuesta me deja un desaire. Con todo respeto, como buen político, debe aprender a escuchar las “críticas” de quienes viven, conocen y reconocen en las vías las fallas que hay para lograr ese ideal de ciudad, capital sostenible, que desde la alcaldía tanto pregonan. Si en serio está dispuesto a dialogar con los ciclistas urbanos, convóquenos, pero no solo convóquenos sino también ESCUCHE lo que tenemos para decir.

Retomando partes de la intervención de Carolina Galeano, destaco las siguientes ideas, que me parecen pertinentes para el caso de Bucaramanga:

-          La movilidad es un derecho fundamental, como también lo es el derecho a la vida y a la protección.
-          Implementar espacios para peatones y ciclistas no solo mejora la movilidad sino la convivencia, la salud pública, ambiental, mitiga la contaminación por emisión de tóxicos y la gente puede ser más activa y más feliz. Además, son compartidos no solo por ciclistas sino también por otras personas vulnerables. Es decir, permiten la accesibilidad y la inclusión.
-          La seguridad vial es un asunto de co-responsabilidad institucional y de las personas.
-          Los más vulnerables en las vías son los peatones, los ciclistas y los motociclistas
-          Hay que tener en cuenta cuatro conceptos a la hora de pensar infraestructura para peatones y ciclistas: coherencia, conectividad, atractividad-comodidad y seguridad.
-          Es urgente, en las ciudades, pensar en espacios para peatones y bicicletas.

Así, las iniciativas ciudadanas y las entidades competentes tienen un compromiso importante con la ciudad y la calidad de vida de quienes la habitamos. Lo invito, entonces, a que no se desanime por los comentarios. Al contrario, ud. no está solo. Cuenta con la constante veeduría de ciclistas urbanos; nosotros estamos dispuestos a ayudar en la toma de decisiones porque seremos nosotros los principales afectados. A mí me alegra que la bicicleta ya es parte de una agenda social, política, pública, pero me alegraría más saber que las decisiones sobre el ciclismo urbano son socializadas con los directamente involucrados: LOS CICLISTAS URBANOS, agrupados o no, y no solo con un colectivo cercano.

Le agradezco el tiempo que invirtió en leer esta carta, vale la pena conocer la opinión del otro. Me interesa conocer detalles sobre las señalizaciones de prohibido peatón y bicicletas. También me interesa conocer la programación para el día sin carro y conocer la forma como los colectivos, todos son incluidos. Me interesa colaborar en la revisión y ojalá reestructuración de la aprobación de la comisión segunda del Concejo de Bucaramanga, en relación con el artículo 132. Y, por supuesto, me interesa participar activamente en la socialización de los temas que competen a la toma de decisiones en movilidad alternativa limpia.

Quedo atenta a próximas conversaciones.

Atentamente,





ANDREA MARÍA NAVARRETE MOGOLLÓN
Ciclista urbana – Colectiva Mujeres Bici-bles