domingo, 22 de febrero de 2015

PEDALEANDO AL FORO MUNDIAL DE LA BICICLETA

Colaboración para Ciclosfera.



“Suenan las cadenas de la bicicleta, señal de que pedaleamos”, solo por reconstruir un viejo refrán y adaptarlo a una realidad latinoamericana que es también tendencia en el mundo: el posicionamiento de la bicicleta en los escenarios urbanos y el interés, cada vez mayor, de mejorar la calidad de vida en las ciudades con medios alternativos limpios de transporte y la movilidad sostenible.

Y fue en una ciudad, Porto Alegre, en 2011, donde varios ciclistas encontraron la muerte al ser arrollados mientras rodaban en una Masa Crítica. En esa misma ciudad, un año después, y en homenaje a esas almas ciclóticas, 7 mil ciclistas y biciactivistas participaron en el 1 Foro Mundial de la bicicleta y repitiendo 2 veces más la sede en Brasil. Este año, y gracias a las gestiones de Carlos Cadena Gaitán, coordinador general del foro, cambia de país y se desarrolla, en su cuarta versión, en la ciudad de la eterna primavera, Medellín, Colombia.

“Ciudades para todos” es el slogan que convoca al 4 Foro Mundial de la Bicicleta, del 26 de febrero al 1 de marzo. Uno a uno, en avión, en bus, en auto y también en bicicleta, van llegando biciactivistas y amorosos de la bici de Perú, Chile, Ecuador, Brasil, Venezuela, Colombia, Estados Unidos, Guatemala, Argentina, México, Dinamarca… 150 invitados de lujo nacionales e internacionales: Adonia Lugo, de Bike League; Amarilis Horta, de Bicicultura; Antanas Mockus, de la Corporación Visionarios, Assaf Biderman, de Cultura & Innovación; Carlos Pardo, de la organizción Despacio, Elly Blue, de Bikenomics, Enrique Peñalosa, del Institute for Transportation & Development Policy; Fredrik Gertten, de Bikes vs. Cars; Hilary Murphy, de Cities for all; Guillermo Dietrich, Subsecretario de Transporte Buenos Aires; Janette Sadik-Khan, de Bloomberg Associates; Matthew Passmore, de More Lab; Jeremy Hanson, de Bikes not Bombs; Lina Lopez, de EnCicla; Lotte Bech, de Urban Cycle Planning y colectivos nacionales (Ver: http://www.fmb4.org/es/conferencistas/), todos con la tarea, por cuatro días, de reflexionar y re-pensar las ciudades desde la movilidad en bicicleta, porque pedalear también es de humanos.

Esta es la cultura de la bicicleta: la de un ciudadano comprometido con su entorno, que decide moverse en bici, gracias a la voluntad de sus músculos y el ánimo purificador de su espíritu. No se necesita más que la sinergia y un pedalazo tras otro y otro para transformar los paisajes urbanos y re-construir las ciudades para todos.


Desde este jueves, el #FMB4 en Medellín. Acá la programación completa: http://www.fmb4.org/es/programa/


jueves, 12 de febrero de 2015

EN BICI, SIN PICO NI PLACA

Resulta inquietante y divertido leer tanta indignación por lo del pico y placa (Acá la noticia: http://www.vanguardia.com/santander/bucaramanga/296678-nuevo-pico-y-placa-en-bucaramanga-sera-de-cuatro-digitos)

Los dueños del auto particular le echan la culpa a la administración (que la tiene sí, pero no totalmente) y no revisan si el uso que hacen de su vehículo es racional, cuántos se movilizan en ese auto (toneladas de lata para mover unos pocos kilos de carne y hueso y alma) o cuántos vehículos tiene en el garaje, o dónde lo parquea mientras compra el pan, almuerza o paga la factura. Señores, señoras, no hay vías para tantos carros y las vías no son parqueaderos públicos ni privados, ni suyas. 

Continuamos. El servicio de Metrolínea es tan malo, tan demorado, tan obtuso y en proporción al mal-servicio que ofrece, ¡tan caro!, que la gente prefiere comprar otro carro, moto, campero, burbuja, pichirilo que se lo dan no mas por amarrarse un zapato frente a un concesionario. Ese metrolinea que se demora en pasar, que le cierra la puerta en la cara, que lo atraca, lo cocina, que lo zarandea pero que no lo mueve con respeto y dignidad, que suspende su servicio, y que ejerce violencia contra peatones y ciclistas, es el mismo Metrolinea que puede aportar algo de alivio a las vías, si lo hubiesen diseñado bien, por ejemplo, con ciclorrutas, biciparqueaderos, y portabicis que favorezcan la intermodalidad. El Mio, en Cali, por ejemplo, tiene aire acondicionado (un detallito de fina coquetería que lo cambia todo).

La piratería, por su parte, se vuelve una opción para mas de uno -una, porque por 500 pesos mas no lo zarandean, no lo atracan, no le sudan encima, no lo pisan, no lo joden. Pero es ilegal, como atracar, como parquearse en la vía mientras compra el pan, almuerza o paga la factura. Entonces queda el servicio urbano, los pocos buses que quedaron del letal monopolio, que le dan un tour por el área metropolitana y que no mas por eso aburre a cualquiera. 

¿Montar bici? ¡Pero por cuáles vías! Pues sí, por las mismas donde ocurre el estatismo, el trancón, el despropósito del consumismo desaforado. Por ahí es por donde se mueve la bici. Porque es un vehículo, como el carro, la moto o el bus y también funciona para ir a comprar el pan, almorzar o pagar la factura. También para ir a estudiar. ¿Y al trabajo?, sí, también. Y las hay baratas, las hay mas costosas, las hay de montaña, de ruta, de que las hay las hay.

Buena suerte con ese pico y placa...

A PROPÓSITO DE LA INESPERADA VIRTUD DE LA IGNORANCIA


"Evidentemente me citaron mal", me dice Carlos Cadena cuando le pregunté por el "repunteo" en el cual nos ubicaron como ciudad bici-ble. Sin embargo, como hoy es el día del periodista, y porque conozco buenos, que sí hacen bien su trabajo, me voy por el lado amable.
Primero, por favor, es FORO MUNDIAL DE LA BICICLETA, que también es internacional y también es nacional y local y compete a los amorosos de la bici de aquí y de allá y del mundo. El hashtag más usado, ‪#‎Fmb4, su página web es www.fmb4.org. y su fan page Forum Mundial da Bicicleta (World Bicycle Forum).

Segundo, Bucaramanga sigue mal: persisten las señalizaciones, con el agravante que las mas viejitas ahora lucen brillantes y claras, porque las cambiaron. Tumbaron un parque, el parque de las hormigas, con obra de arte incluida, para ampliarle la vía a los carros que contaminan y que van con una sola persona en su mayoría y que aumentan día a día. Van a acometer arboricidio para construir el intercambiador del mesón de los bucaros, porque la proyección "sostenible" de luchito así lo quiere (no es repetición, ni es eco, pero es para lo mismo: ponerle más vías a los carros). ¿Y las ciclorrutas? -Next. ¿Y las campañas educativas a favor de los caminantes y biciusuarios? -Next.

Las buenas consideraciones (que quizás los periodistas desconocen): Acá se pedalea, sí, se pedalea más que cuando ocupamos el sexto o séptimo lugar, según el Bid, en ciudades ejemplares para el ciclismo urbano (sigo mirando con sospecha esa posición). Pero se pedalea a cuenta y riesgo de cada ciclista y biciusuario. Se pedalea también más a la montaña y celebramos que ya no somos unos pocos, ni solo Mujeres Bicibles, sino que somos un montón de grupos promoviendo que la gente use la bici (urbano, recreativo, montaña, etc). Incluso, muchos de estos grupos pedalean desde hace muuuchos años. Además, también enseñamos a montar en bici, y abrimos escenarios para hablar de bicis y a muchos nos ven, todos los días, llegando al trabajo en bici, hasta el hartazgo (aunque la felicidad es nuestra). Y bueno, al menos ya se ven biciparqueaderos (en su mayoría de iniciativa privada).

Al #Fmb4 vamos, pero no porque estemos satisfechos con el PÉSIMO gobierno que sí repuntea con su mala administración y con tantos enredos conceptuales en sus campañas. Al #Fmb4 vamos a mostrar que la iniciativa social, los movimientos sociales, y los biciusuarios estamos haciendo algo para mover a la gente, porque está visto que al gobierno lo mueve sus intereses económicos, pero no la ciudadanía. Al #Fmb4 vamos a aprender y a volver para meterle mas alma a este poder bicicletero que nos inspira.

Pero no repunteamos en el uso de la "bicileta". La política pública a favor de la bici está mal, y es mejor decirlo que seguir engañados...