miércoles, 11 de marzo de 2015

SEGUNDO INTENTO PARA LA PRIMERA CICLORRUTA EN BUCARAMANGA

Otra vez Luis Francisco Bohorquez con sus chascarrillos. Quisiera poder tenerlo frente a mí y con amor regalarle una copia del Plan Maestro de Movilidad, ese que publicó la Uis, el cual, para bien o para mal, rescata una planeación en ciclorrutas y biciparqueaderos. Ese mismo Plan que al menos contempló un mínimo de kilometraje de ciclorrutas por año, pero que, al sol de hoy, nada de nada. El plan que ignoraron los concejales de la segunda comisión del Concejo de Bucaramanga (a la cabeza de Sandra Pachón, Carmen Lucía Agredo, Sonia Navas, Uriel Ortiz, Christian Niño, Cleomedes bello y Raúl Oviedo Torra), cuando aprobaron un Pot que no le sirve a los ciclistas de la ciudad y que no es coherente con una "capital sostenible" (!).
Me sentaría con él, con Luis Francisco Bohorquez y sobre la mesa ubicaría ese plan y también el manual de Ciclociudades; llamaría a un par de amigos bien enterados del tema de la bici y a varios ciclistas urbanos (ojo, no de ciclopaseo), y entre todos, mapa en mano, haríamos un ejercicio más cercano a la realidad para no seguir alimentando tales ramplonerías como "acá no hay por dónde" o "es complicado".
Y bueno, qué significa para Luis Francisco Bohórquez "comulgar con la naturaleza", quizás ¿darle vías a los carros, talar y destruir parques? ¿Eso no es más complicado? Parece que tampoco lo es para el Area Metropolitana De Bucaramanga.
¿Por qué le ven tanto complique a generar cultura bici en una ciudad que se está llenando de biciusuarios? ¿Creen ellos que hacer algo más que un ciclopaseo o una ciclovía es perder el dinero de Findeter y la administración local y que eso es ciclismo urbano? ¿Quieren comulgar con la naturaleza? Bueno, dejen de sembrar autopistas, vías, intercambiadores, porque adivinen qué cosecharán: carros, motos, polución, contaminación, enfermedades y más caos vial. Y adivinen quiénes respiramos todo ese tóxico: yo, tú, él, ella, nosotros, nosotras, vosotros, vosotras, ellos, ellas... ¡tod@s!.
Está bien generar espacios de esparcimiento y recreación. Reconozco que el ciclismo recreativo ha subido a mucha gente a la bici y eso está muy bien. Pero, lo que no está bien, es que el alcalde se escude en sus falacias para escudar una administración que ha dejado de lado la movilidad alternativa, que desconoce el potencial de la bici como medio de transporte, y que definitivamente no ha hecho NADA por la movilidad SOSTENIBLE, esa palabra que a él tanto le gusta y desgasta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario