miércoles, 13 de mayo de 2015

EL SEXISMO EN LAS CAMPAÑAS DE PROMOCIÓN DEL USO DE LA BICICLETA


Las vías ya están lo suficientemente invadidas de actos violentos, son agresivas y ejercen violencia en contra de los seres humanos como para, desde otro tipo de violencia, la sexual, usar campañas sexistas para promover el uso urbano de la bicicleta. Hoy, desde nuestra cuenta en Twitter, @MujeresBicibles, nos presentaron la campaña “Yo tengo las ‘huevas’ para montar en bici”, la cual, con indignación, consideramos sexista. Sin embargo, revisemos el contexto.

Según la wiki, Sexismo, discriminación sexual o discriminación de género, es el prejuicio o discriminación basada en el sexo o género, también se refiere a las condiciones o actitudes que promueven estereotipos de roles sociales establecidos en diferencias sexuales. Las actitudes sexistas se sostienen en creencias y estereotipos tradicionales sobre los distintos roles de género. El término se utiliza habitualmente para referirse a la discriminación de las mujeres […] A menudo el sexismo es asociado con argumentos sobre la supremacía de género.

Así pues, la campaña “Yo tengo las ‘huevas’ para montar en bici”, es sexista porque usa la palabra “huevas” que refieren, de acuerdo con los usos culturales del término, a las gónadas masculinas, para tratar de destacar el valor, la osadía y el coraje que tienen los varones, por tener testículos, sobre las mujeres, quienes evidentemente no los  poseemos.  Es decir, las mujeres, para lograr movilizarnos en bicicleta en Bucaramanga, debemos tener “huevas”, lo cual no atañe al coraje sino a una falsa idea de masculinidad. Esto es sexismo.

Además, no hay necesidad alguna de acudir a otros términos sexuales, “símbolos”, partes del cuerpo de los humanos, o palabras que culturalmente se les ha dado un significado sexista para promover la bicicleta. La bicicleta se promueve desde la tolerancia, desde el desarrollo de una política pública que garantice la seguridad y el tránsito no solo de ciclistas, sino de cualquier actor de la vía. Y la bicicleta, por supuesto, se promueve desde el ejemplo y el uso diario o continuo para las acciones de la vida.

Finalmente, y para destacar lo absurdo de la campaña, no hay nada más frágil y vulnerable que una “hueva”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario